Farmacia antroposófica

Antroposofia, Medicina antroposófica, Medicamentos antroposóficos

El cuerpo físico

Deja un comentario

GEDSC DIGITAL CAMERA

El cuerpo material o cuerpo físico

Para Rudolf Steiner el cuerpo físico lo constituye todo aquello que es ponderable, medible, pesable, y químicamente analizable. El cuerpo físico está constituido de materia que podemos hallar en el mundo físico-químico. Esta materia le aporta al ser humano la figura que adopta éste en el espacio.

El cuerpo físico del ser humano se relaciona con el mundo mineral en la naturaleza.

Según las palabras del propio Rudolf Steiner en el curso de navidad a médicos, el cuerpo físico es el que se estudia en los atlas de anatomía.

A la vez, hemos de matizar desde el principio, que el cuerpo material también tiene una configuración espiritual, es decir, una estructura energética en la que están ordenadas las sustancias, de acuerdo con su forma y su composición.

Aspectos filosóficos

En el marco de la ciencia espiritual la materia no está concebida como algo antagónico del mundo espiritual, sino como una forma de existencia de ésta.

A diferencia de la corriente platónica, que veía que la idea es la forma perfecta, pero está ausente de la sustancia, la línea de Aristóteles, de Santo Tomás de Aquino, de Goethe y de Rudolf Steiner, entienden que el espíritu configura la sustancia en forma de arquetipo que cada ser vivo metamorfosea.

Por tanto, toda persona tiene una forma energética de su cuerpo material que se manifiesta en la figura. A esta configuración espiritual del cuerpo material se le pude denominar también principio de la forma.

El cadáver un pálido reflejo del cuerpo físico

El cuerpo físico habitualmente se ha explicado a través del estudio del ser humano tras su muerte, lo cual ha llevado a una visión incompleta de éste.

Es verdad que cuando los otros organismos suprasensibles abandonan al ser humano tras la muerte, el movimiento desaparece y es sustituido por la rigidez y el endurecimiento. Todo esto sucede al no interactuar ya el elemento líquido.

La tendencia a la disolución en el mundo mineral es una de las características del cuerpo físico, pero éste va más allá de lo que es un cuerpo muerto. El cuerpo mineral no puede revelar al completo su ser intrínseco mientras forma parte del ser humano vivo.

En palabras de Pelikan nos encontramos ante el “proceso de alquimia natural” que pone al desnudo cada cuerpo.

A partir del momento de la muerte, el cuerpo físico material se descompone por efecto de los microorganismos y bacterias, perdiendo su naturaleza y su forma al no encontrarse ya unido a los otros cuerpos suprasensibles superiores, etétrico, astral y la organización del yo.

La dinámica mineral que rige el cuerpo físico

El cuerpo físico se rige por la dinámica mineral del que se destacan las siguientes características:

Dinámica centrífuga

Los minerales crecen de forma centrífuga rellenando el espacio. Para ser minerales han de estar en estado sólido.

Sometimiento a las leyes físicas

La dinámica mineral se somete a las leyes físicas, siendo la más característica de ellas la ley de la gravedad. Nos encontramos ante sistemas estables, donde no existen variaciones. Así, un punto de fusión de cualquier sustancia es fijo, siempre que se den las mismas condiciones de presión.

La composición química determina las características

En función de qué esté formada la sustancia, es decir, de cuál sea su composición química, aparecerá la forma o el sistema cristalino.

Los elementos

El cuerpo físico se compone de elementos. Químicamente se compone de la combinación de los elementos de la tabla periódica, los clásicos consideraban que todos estaba formado por una combinación diferente de los cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego.

Desde el punto de vista de la conciencia, nuestro cuerpo material está sumido en un sueño profundo, semejante a lo que llamamos coma. Siempre que no confundamos la expresión, podemos hablar de una conciencia mineral, y ello pues el cuerpo material, en muchos aspectos, vive en relación con las leyes del reino mineral.

El cuerpo físico del hombre ha de superar esas leyes físicas

El cuerpo material no puede existir por sí mismo, ya que, de acuerdo con sus propias leyes, se descompondría rápidamente en el mundo material, algo que efectivamente hace tras la muerte, obedeciendo a sus propias leyes.

Por todo ello, habíendo visto cuáles son las características de la dinámica mineral, el cuerpo físico ha de ser penetrado por los otros cuerpos suprasensibles para poder existir, y superar así las dinámicas anteriormente enumeradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s