Las causas kármicas de un temperamento

Las causas kármicas de un temperamento

Rudolf Steiner explica en su ciclo de conferencias sobre teosofía y rosacrucianismo que pronunció en Kassel en 1907 (GA100) lo siguiente:

Las experiencias repetidas que llegaron desde afuera en una vida terrenal anterior se manifiestan como el temperamento en la vida actual. También en función de cómo manejemos nuestras experiencias actuales generaremos nuestro temperamento en la siguiente encarnación.

Si se ha vivido una serie de experiencias traumáticas en una vida que han generado una actitud de tristeza frente a esta, es muy probable que en la siguiente encarnación desarrollemos un temperamento melancólico.

Si en la vida anterior nos apegamos a ella, y a las necesidades más fundamentales de supervivencia como son comer o dormir, es muy posible que en la siguiente reencarnación traigamos un temperamento flemático.

Si en el anterior paso por la tierra la vida nos sonrió que dejaron una impronta en el cuerpo astral y generará un temperamento sanguíneo.

Si estas adversidades se han superado y se han aprobado las duras asignaturas que ha presentado la vida y ha superado con fuerza y coraje esas dificultades, se habrá reforzado su cuerpo astral y, seguramente, en su próxima vida preponderará un temperamento colérico.

Sabiendo todo esto y en función de la actitud con la que uno enfrente esta vida, puede estar generándose el temperamento de la siguiente encarnación.

Portal de la luna y portal del sol en los temperamentos

En otras dos de las conferencias de Rudolf Steiner (GA 240) pronunciadas en Berna en 1924 habló de los dos portales que constituyen la entrada y la salida del hombre en esta tierra.

Portal de la luna

La luna estuvo unida antiguamente a la tierra. Cuando se separó como astro lo hicieron con lo otros seres, que poseen una índole más espiritual que la que posee el ser humano en su aspecto físico

Nuestros antepasados, es decir las culturas anteriores, que no dejamos de ser nosotros en otras reencarnaciones, aunque no tan inteligentes como lo somos ahora mismo, sí que poseían accesos al conocimiento que nosotros hemos perdido en la actualidad. Por ejemplo esta sabiduría quedó recogida en libros tan maravillosos y perfectos como los Vedas.

Lo que no ha llegado en forma de documentos son los restos de una sabiduría primordial, artística y poética. Fue creada por entidades desprovistas de cuerpo físico, lugar donde reside el actual pensar intelectivo.

Estas entidades residen actualmente en la Luna y todavía se vinculan con nosotros, aunque de una manera menos explícita. Lo hacen cuando en el descenso desde el mundo espiritual a la tierra atravesamos la esfera lunar impregnando nuestro cuerpo astral y nuestro Yo.

En función del grado de penetración, la persona que nace lo hará siendo un genio o una persona con virtudes de bondad manifestándose en su sangre y en su sistema nervioso. Con ello se dotará a la persona de mayor o menor voluntad y de unos u otros talentos. En este proceso se recogen las experiencias de vidas anteriores y su influencia se mantiene en la vida terrenal quedando por debajo de nuestra intelectualidad.

Al atravesar la luna, el último portal antes de llegar a la vida terrestre, adquirimos las facultades más íntimas y el temperamento con el que vamos a comenzar nuestra vida terrestre.

Vinculación a las fuerzas lunares

Por la vinculación lunar el presente del ser humano sobre la faz de la tierra se encuentra vinculado al pasado. Este pedacito de pasado nos hace ser lo que somos y se queda escogido en nuestros cuerpos físico y etérico, siendo lo que nos hace convertirnos en este o aquel ser humano.

Portal del sol

En la biblia ya se puede leer que el sol brilla para justos y malos…

La relación del sol con la tierra se manifestó con el descenso del ser solar, el Cristo a la tierra, en un determinado momento de la evolución de esta tomando una corporalidad humana.

De esta manera el Cristo se vinculó y se unió al destino terrestre de la humanidad con un impulso que puede actuar en la interioridad humana y al que puede acceder toda persona

Las fuerzas que acogen este impulso crístico no son las del intelecto, sino aquellas del corazón y del alma. Una vez acogidas, estas ya no se dirigen a la salvación individual, sino a la salvación de toda la humanidad.

Vinculación a las fuerzas solares

Por la vinculación al sol nos encontramos vinculados a nuestro futuro.

Todavía como humanidad no estamos preparados para que este impulso nos llegue desde dentro, por lo que en estos momentos esta influencia es ejercida desde el exterior.

Cuando tras una metamorfosis la tierra deje de ser lo que es, entonces los seres humanos estaremos preparados para la existencia solar.

Actualmente nuestro pensamiento está ligado al cerebro que es el órgano más físico y no es capaz de reflejar aquello que le viene del sol. En un futuro será el corazón el que sea capaz de reflejar esta luz solar.

Así si por el cerebro las personas se hacen egoístas y por el corazón logran el altruismo.

Gracias al sol somos más de lo que nos tocaría en la actual existencia terrestre y esto se lo debemos al descenso de una entidad solar como es el Cristo. El sol es el portal del futuro y son los seres solares los que serán capaces de extraernos de la muerte. De estos seres solares, el único que conocemos es el Cristo, pero Él nos llevará hasta sus otros compañeros.

Relación de los dos portales con los temperamentos

Si observamos los temperamentos encontraremos una relación con ambos portales:

El melancólico está fuertemente ligado a las fuerzas de la luna

El sanguíneo al portal del sol

El flemático encuentra el equilibrio entre ambas polaridades, quedando esta anuladas.

Del colérico en esta conferencia no habla Rudolf Steiner, pero teniendo en cuenta lo que menciona en su conferencia GA100, se puede deducir que este temperamento se liga a las fuerzas lunares para transformarlas desde las fuerzas solares.

Los cuatro temperamentos: Visión antroposófica

Los cuatro temperamentos: Visión antroposófica

Estos cuatro temperamentos se expresan en el cuerpo etérico, formando cuatro tipos de cuerpos etéricos. Estos, a su vez, poseen diferentes corrientes y movimientos que se expresan con una cierta coloración básica en el cuerpo astral.   Rudolf Steiner GA 95

Para Rudolf Steiner los cuatro temperamentos (melancólico, flemático, sanguíneo, colérico) son las diferentes expresiones que se forman en cada ser humano del encuentro de las dos herencias que tiene cuando llega a este mundo.

Pudiéndose mezclar para formar cada existencia individual. Al mismo tiempo que cada persona se distingue por su propia individualidad, el temperamento solo los agrupa, de alguna manera. No se trata de clasificar a las personas, sino más bien de conocer a un ser humano y permitir que aflore en ella aquello que un primer momento no resulta tan evidente completando así toda su personalidad

El hombre se forma por el encuentro de dos corrientes, que son:

La herencia de su sistema familiar, raza, nacionalidad, etc.

A la herencia que recibimos de nuestros padres se le dota actualmente de una gran importancia, hasta el punto de convertirla en la fuente de la explicación de casi todos los comportamientos, enfermedades e, incluso destino de cada persona.

Este hecho se debe a la preponderancia actual del pensamiento materialista, que ha querido encontrar en la carga genética la explicación de los acontecimientos que le suceden, han sucedido o sucederán en la vida de un hombre. Con este pensamiento que se ha impuesto, se trata de negar otras realidades, como son las espirituales, signo de los tiempos actuales.

Lo que proviene de sus anteriores pasos por la tierra y del mundo espiritual

La visión antroposófica amplía esta visión unicista con la idea de que el hombre ha pasado por la tierra en otras encarnaciones anteriores y que éstas le han generado un karma.

Estos pasos anteriores por la tierra y sus consecuencias también le dotan al ser humano que llega de nuevo a la tierra de una características y son las que le permiten desarrollarse como individualidad.

Y, es que, al igual que ya se acepta por todos que la vida solo puede proceder de la vida, lo anímico espiritual que se encuentra en cada ser humano, solo puede proceder de lo anímico espiritual.

Se puede leer más

La unión de las dos corrientes

Cuando un Yo desciende del mundo espiritual trae la memoria de aquello que fue en sus anteriores encarnaciones. Este Yo decide también unirse a una segunda corriente hereditaria. De la primera se forma su parte anímico espiritual, mientras que de la segunda obtendría sus características vitales y físicas. De ahí el parecido de los hijos a sus padres y la posibilidad de poder heredar enfermedades y de la primera se deduce porque dos hermanos, por muy igual educación que hayan recibido nunca reaccionan de la misma manera.

Se debe producir una fusión armoniosa entre aquello que traemos de de nuestras vidas pasadas y que ha pasado por el mundo espiritual y aquello que tomamos de la herencia al llegar a esta tierra y que se compone de las propiedades de un pueblo, de una raza de unas costumbres propias de mi vida familiar, etc. 

Esta intersección será lo que constituye el temperamento y constituye la matriz espiritual que le permite afrontar la nueva vida equilibrando lo eterno con lo perecedero.

Los temperamentos como interacción entre los cuatro cuerpos

Los cuatro cuerpos se encuentran en el ser humano interactuando en todo momento:

El cuerpo vital o etérico es que permite dotar de vida y evitar el decaimiento, que sería la tendencia natural, del cuerpo físico que responde a las leyes de la materia.

El cuerpo astral dota de conciencia al ser humano y ha de vivir equilibrado con el vital para que no aparezca la enfermedad.

La organización del Yo, único cuerpo propiamente humano, es el que permite al ser humano la autoconciencia y, con ello, el hacerse cargo de su vida y escribir así su propia biografía.

Es la interrelación de estos cuatro cuerpos la que va a dar en cada persona la expresión de un temperamento de una manera más acusada. Esta relación es propia de cada encarnación y es decidida por el Yo espiritual antes de cada llegada a la tierra.

Predominio de los cuerpos

Los predominios de un cuerpo sobre otro establecen el temperamento de cada persona:

COLÉRICO

Así en el caso de que el Yo domine sobre los otros tres miembros la persona mostraré un temperamento colérico.

SANGUÍNEO

Cuando aquel que domina es el cuerpo astral se mostrará cómo sanguíneo.

FLEMÁTICO

Si domina el etérico estaremos en presencia de un flemático

MELANCÓLICO

Y cuando el preponderante es el cuerpo físico y hace que el Yo no pueda vencer determinadas durezas nos hallaremos ante un melancólico.

El colérico-sanguíneo

De los cuatro temperamentos, los que dirigen su actividad hacia el exterior son el colérico y el sanguíneo.

El fuego puede ser avivado por el viento y expandirlo hasta incendiarlo todo, pero si este es demasiado intenso, puede llegar a apagarlo.

El coléricosanguíneo

Cuando la combinación coléricosanguíneo se potencia

Pueden ser grandes líderes capaces de movilizar a multitudes, dada su capacidad para relacionarse con otros puede unido a su foco en una acción determinada. 

Pueden manejar el sentido del humor para lograr aquello que se hayan propuesto.

Ante las adversidades no suele aparecer la queja, sino que en su lugar parece una firme determinación y una aparente y envidiable liviandad. Esto hace que parezca que siempre tiene buena suerte, cuando, en realidad, lo que ocurre es que se la encuentran porque la buscan.

¿Cuando puede resultar la combinación coléricosanguíneo un problema?

Al no disponer de un tan rico mundo interior como en el caso de otros temperamentos o combinaciones de estos, requieren de un reconocimiento externo que le dé la seguridad y son capaces de realizar lo que sea necesario para obtenerlo.

Su mundo interno se les agota con facilidad, sobre todo cuando se proyectan hacia afuera con gran coraje para llevar adelante sus proyectos complicados, por lo que pueden convertirse en personas superficiales y sin ideales.

La unión de su firme decisión y de su encanto social los puede convertir en manipuladores que embaucan y a los que uno sigue hasta las consecuencias más graves sin ser apenas consciente de ello.

Acompañar al coléricosanguíneo

Puedes leer:

Como acompañar a un sanguíneo

Como acompañar a un colérico

En este caso el trabajo será el de enriquecer su mundo interno. Que en él puedan encontrar toda su fuerza y poder, para que no demanden en exceso el reconocimiento de sus actos en los demás. Para ello siempre el maestro y los padres deberán mostrarle de manera manifiesta amor incondicional.

También deberían llegar a conocer lo que es el sufrimiento que, a veces, por su energía y su proyección hacia lo “nuevo” y externo, les hace no detenerse en observarlo y reconocerlo. En ocasiones, esto se debe a que no se dan el permiso a sí mismos para poder sentir esa debilidad. Por ello se les debe despertar desde la curiosidad que manifiestan hacia casi todo.

El flemático-sanguíneo

El flemáticosanguíneo

La mezcla de agua y aire puede generar nubes que enturbien nuestra vista y también divertida espuma que nos permita jugar en una bañera como niños.

Cuando la combinación flemáticosanguíneo se potencia

La parte sanguínea puede activar a la parte más quieta, mientras que la parte flemática puede aportar la constancia para que alguna de las mil y una genialidades que al sanguíneo se le ocurren puedan ser llevadas a cabo con la paciencia que requieren. 

Las personas en las que estos dos temperamentos se integran de manera positiva desarrollan un alto sentido del humor. Cuentan los chistes con una aparente tranquilidad y parecen mostrarse impertérritos antes los diferentes embates de la vida, algo muy típico del famoso “humor inglés.

También pueden llegar a ser grandes comunicadores al unir la facilidad de proyectarse hacia los demás con una tranquilidad que les permite poder transmitir aquel mensaje que desean.

¿Cuando puede resultar la combinación flemáticosanguíneo un problema?

La búsqueda del placer propio característica del flemático, unido a su alta capacidad para relacionarse con los demás puede hacer de ellos personas manipuladoras en busca de sus propios intereses y beneficio. Su extremo sería la de los estafadores y ladrones de guante blanco.

Su deseo de ser el alma de la fiesta y su búsqueda de placer puede llevarle a regodearse en la ironía que puede alcanzar ciertas cuotas de mordacidad que pueden herir a personas.

Acompañar al flemáticosanguíneo

Puedes leer:

Como acompañar a un flemático

Como acompañar a un sanguíneo

Inculcar valores y respeto hacia el otro es importante en todos los casos, pero en el caso del  flemáticosanguíneo se hace imprescindible. No conocen el dolor de una manera tan detallada como el melancólico, y, por tanto, pueden ignorar lo que un chiste puede generar de sufrimiento. Se debe hacer aprovechando el interés que les despierta su parte más sanguínea y sobre todo, si los que se lo muestran son sus hermanos, amigos y compañeros de clase.

Además es bueno que trabajen por un ideal altruista para que pongan todo su constancia y su capacidad de comunicación al servicio de causa noble.

El melancólico-sanguíneo

El melancólicosanguíneo

Son dos temperamentos aparentemente contrapuestos, uno, el melancólico ensimismado y otro, el sanguíneo, pudiendo perderse con facilidad en el mundo. Por ello, estas dos polaridades pueden compensarse o, por el contrario, producirán continuos desajustes levantando una ventolera de polvo (tierra y aire).

Una mirada desde los órganos

Desde el punto de vista de la medicina antroposófica los riñones son los encargados en el ser humano de dirigir la respiración. Así los pulmones efectúan el proceso, pero este es conducido por los riñones. Así pues y proyectando esta visión fisiológica propia de la ciencia espiritual sería el temperamento sanguíneo (riñones) el que va dirigir las acciones de la tendencia melancólica (pulmones). Desde la óptica de la ciencia espiritual se indica el camino de como poder sacar de su ensimismamiento al indivíduo pulmón hacia su conexión con el mundo.

Cuando la combinación melancólicosanguíneo se potencia

La parte sanguínea puede airear al melancólico encerrado en sí mismo, permitiéndole así aligerar sus penas.

La parte melancólica, por otra parte, permite a la más sanguínea asentarse sobre la tierra y favorece su aterrizaje enfocando su interés en aspectos concretos de la vida,impulsando la mirada interior.

Esta combinación permite poseer una sensibilidad dotada de una ligereza. que hace que estas personas no se pierdan en la acción ni se quedan en la autocomplacencia.

Pueden ser solidarios ya que se combinan el profundo conocimiento del dolor con un interés activo por el otro. Así pueden tener la empatía que les lleve a conectar con el sufrimiento ajeno, y dirigirlo a poder superar y ventilar para que no se queden en “reconcomerse” sino que puedan salir con un alegre aprendizaje realizado.

Pueden ser solidarios ya que se combinan el profundo conocimiento del dolor con un interés activo por el otro. Así pueden tener la empatía que les lleve a conectar con el sufrimiento ajeno, y dirigirlo a poder superar y ventilar para que no se queden en “reconcomerse” sino que puedan salir con un alegre aprendizaje realizado.

¿Cuándo puede resultar la combinación melancólicosanguíneo herido un problema?

La cara oscura de esta combinación de temperamentos es su tendencia hacia convertirse en salvadores continuos del mundo Esto se debe a que, por su impaciencia, y su adicción al cambio fuercen a la persona a la que están ayudando a que salga inmediatamente del dolor que ellos mismos conocen bien. Con esto impiden que transite de manera completa por sus experiencias dolorosas queriendo evitárselo y restando con ello los aprendizajes que estas vivencias negativas aportan.

Acompañar al melancólicosanguíneo

Puedes leer:

Como acompañar a un melancólico

Como acompañar a un sanguíneo

Para evitar esa “tendencia salvadora” antes descrita sería bueno que leyeran los órdenes de ayuda que Bert Hellinger regaló al mundo.

Se les puede guiar desde la experiencia de alguien que ha padecido un alto grado de sufrimiento a ver los tesoros ocultos que existen y el aprendizaje que se puede obtener de las situaciones difíciles. Haciéndolo siempre con un amor explícito.

Trabajar con los temperamentos

Trabajar con los temperamentos

De poco nos servirá saber qué temperamento predomina en nosotros si esto no nos sirve para poder desarrollarnos como personas

Los temperamentos no son una etiqueta sino un posible arranque para conocer a una persona

Al encontrarnos con una persona debemos ser conscientes que solo percibimos de él su naturaleza externa, siendo lo que queda en su interior mucho más profundo. Así existen tantos enigmas como hombres, entonces cuando hablamos de temperamentos deberemos ser conscientes de que no es más que una manera de acercarnos a una parte de su esencia. Jamás estos serán una etiqueta y mucho menos se deben justificar comportamientos propios o ajenos por el hecho de poseer uno u otro temperamento.

Acompañar a los niños en su camino

Esta no es una página de pedagogía y se encuentran en la red algunas mucho mejores que pueden dar las claves para acompañar desde el enfoque Waldorf este tema.

En cada uno de los temperamentos melancólico, flemático, sanguíneo y colérico se encuentran desarrolladas la manera de trabajar con los cada temperamento de manera concreta. En esta parte basada en el ciclo de conferencias de Rudolf Steiner en Berlín en marzo de 1909 bajo el nombre de los cuatro temperamentos (GA 57) se dan las pautas generales

Guiar el desarrollo de los temperamentos de los niños es una de las tareas fundamentales para padres y educadores. Lo primero que se debe tener en cuenta es lo que hay y no echar de menos lo que no hay. No se trata de dar consejos ni, mucho menos, pautarlos, porque el acompañar niños es un arte, que ha de ser experimentado, aunque estas líneas puedan aportar algunas claves para ello.

EL NIÑO melancólico

El niño melancólico requiere que aquella persona que quiera educarle haya sufrido ciertos embates de la vida y haya pasado por circunstancias difíciles. Para aprender de alguien ha de sentir que su mentor ha padecido verdaderos dolores. Al melancólico no le podemos eliminar su capacidad de sufrimiento y de vivir en la autolástima, porque son inherentes a él. Por ello, se le deben mostrar situaciones dolorosas en el exterior que puedan justificar esos sentimientos para que salga de su mundo interior de dolor y reconozca esa desgracia en otras personas.

Leer más

El niño flemático

El niño flemático requiere, más que en otros casos, compañeros de juegos, a ser posible con intereses múltiples y variados, porque estos amigos serán los que ayudarán a este niño indolente a despertarse. Es como su alma fuera capaz de adoptar los intereses que le reflejen las almas ajenas.

Leer más

El niño sanguíneo

A este tipo de niños hay que tratar de despertar su interés, pero no forzándolos a un aprendizaje anclado a una silla. La manera más eficaz y que más evolución desarrolla en estos niños es el hecho de explicitarles cariño. Todos los pequeños demandan cariño, pero los sanguíneos, niños entre los niños, lo requieren todavía más. Todo lo que se haga debe despertar el amor en ellos y se debe hacer que hasta los objetos provoquen ese tipo de sentimiento en ellos.

Leer más

El niño Colérico

El niño colérico requiere reconocer y valorar a la persona que le está educando. Él debe tener el convencimiento de que esa autoridad comprende y vive aquello que está tratando de inculcar y que cuando habla lo hace de una manera competente y coherente.

También son personas que requieren retos en la vida, por lo que no se les deben evitar las dificultades de cualquier proceso.

Leer más

Autodesarrollo en el adulto

Una persona se puede desarrollar de manera limitada mediante el empleo de sus capacidades intelectuales. De poco sirve saber lo correcto, sino se lleva a cabo y, a ser posible de manera continuada y con un ritmo adecuado, ya que esta es la única manera para que el cuerpo etérico lo pueda aprender.

Las fuerzas del pensar son las menos indicadas para modificar un temperamento. Lo que sí se puede es modificar las circunstancias para lograr un mejor desarrollo personal. Así

El melancólico deberá buscar sufrimientos y dolores ajenos que por tener mayor intensidad puedan hacerle olvidar los propios y le ayuden a trabajar la compasión.

Los flemáticos deberán llegar a tal aburrimiento que le haga soltar la indolencia que les acompaña en su vida.

El adulto sanguíneo puede generarse experiencias diferentes para mantenerse suficientemente interesado en la vida.

El colérico ha de encontrar circunstancias en las que sus pataletas sean tan absolutamente inútiles, para que vaya aprendiendo a que estas no le ayudan en nada a lograr obtener sus deseos.

Al igual que en los niños siempre se trabaja con aquello que hay y no con aquello de lo que se carece.

Como acompañar a un sanguíneo

Riesgos del sanguíneo

El peligro de un temperamento aparece cuando se polariza en exceso y la persona no es capaz de metamorfoseralo pudiendo caer en una unilateralidad que provoque un desequilibrio.

Características del temperamento sanguíneo

Peligros a nivel psicológico

Pueden sufrir un agotamiento debido a ese exceso de emoción no contenida. Suelen ser personas que padecen bastante estrés, que parecería que lo buscaran intencionadamente por ser el medio ideal en el que pueden desarrollar su máximo potencial. Esta “excitación” puede conducirles hasta el insomnio, tanto en la dificultad en la conciliación, como en la aparición de despertares tempranos

El estado extremo del temperamento sanguíneo sería la hiperactividad con déficit de atención. 

En el adulto, tendencia a desarrollar estados de miedo y gran angustia. Es un miedo orgánico, más profundo e inconsciente que el del temperamento flemático.

También existen adultos sanguíneos que les gustaría quedarse en su infancia, algo que se ha dado en llamar el síndrome de Peter Pan.

Son personas que presentan una conducta de riesgo por buscar satisfacer de manera inmediata sus necesidades. Así les puede llevar a un consumismo desaforado adquiriendo bienes solo por el placer de adquirirlos sin darles jamás uso. También en la búsqueda de sensaciones practicando deportes de riesgo, tipo puenting. Incluso en casa se comportan de manera compulsiva cambiando continuamente el canal de la tele mediante el zapping.

Si esa insatisfacción con lo que les rodea no se acaba de satisfacer pueden llegar a caer en abusos como las drogas, el alcohol o en adicciones como la ludopatía o el sexo desenfrenado.

Su necesidad de lo sociable puede llevarle a buscar ser siempre el centro de la fiesta hasta llevarle a ser el payaso. Si esto no lo miden pueden llegar a resultar pesados o inoportunos si emplean el humor en momentos no adecuados.

Peligros a nivel físico

El exceso de actividad astral les puede conducir a alergias tanto ambientales como alimentarias, presentando intolerancias a muchas comidas.

Esto se suma a la necesidad que tienen este tipo de personas de consumir muchas calorías si no lo consiguen suficientemente les puede llevar a una delgadez, que en ocasiones puede comprometer su salud.

También presentan una propensión a las contracturas y espasmos musculares, tics nerviosos y movimientos incontrolados, propios de una sobreactividad del cuerpo astral.

Debido a la sobreestimulación del sistema nervioso, el otro polo, el metabólico puede quedar desvitalizado, llegando, con el tiempo a presentar problemas digestivos como úlcera. Además en este mismo ámbito, y por tener una relación con lo aéreo, pueden llegar a presentar problemas de meteorismo.

Fortalezas de un sanguíneo sano

Una persona de temperamento sanguíneo puede llegar a manejarse bien en el pensamiento sistémico, relacionando temas aparentemente inconexos.

Son personas muy sociables y optimistas

Son personas de gran creatividad por lo que son ideales como innovadores.

Llegan a ser excelentes comunicadores, por lo que pueden ser grandes conferenciantes cuando se les ayuda a aquietar el torrente emocional que despliegan.

Suelen ser muy eficaces y más cuando se trata de simultanear diferentes actividades.

Posee una gran capacidad para encontrar soluciones a situaciones aparentemente irremediables.

Cómo acompañar a un niño sanguíneo

Es en la infancia, en concreto en el segundo septenio, (7 a 14 años), cuando se expresan los temperamentos que llevamos. También es en ese momento en el que se puede actuar para permitirle al temperamento no quedarse encerrado, sino en ser metarmofosearse por la Quintaesencia aristotélica.

En el caso de un niño sanguíneo el romper con su infancia y desarrollarse le va a costar más ya que esa es la edad de su biografía en la que más contento y en su salsa se va a sentir

Educación

Pocos niños van a requerir de tanta expresión de cariño como el de temperamentos sanguíneo. Nada podrá llevarle a su evolución que no vaya precedido de un amor explicitado por aquellas personas que le están acompañando y a las que él pueda considerar como autoridad amada

DESPERTARLES sentimientos profundos

Favorecer el desarrollo de sentimientos profundos hacia el educador y los compañeros. Para ello el educador, ya sean padres o maestros deben mostrarse especialmente afectuosos y cariñosos con él.

Conviene estar atentos para despertarles empatía hacia los otros niños más débiles, porque con la intención de ser gracioso pueden llegar a gastar bromas pesadas y de mal gusto.

Mejorar su concentración

Es fácil encontrar algo que les interese, la dificultad es hallar aquello que les haga mantenerse un tiempo empeñados en esa tarea.

Se puede ejercitar su capacidad de concentración mediante trabajos manuales que requieran paciencia.

Terapéuticamente se puede emplear el dibujo de formas, aunque ellos se mostrarán reacios a ello

Dejarles espacio y trabajar con el arte

Permitirles moverse. Emplear métodos pedagógicos donde tengan que dibujar las letras con movimientos corporales o manejarse con los números mediante saltos.

Posibilitar que den rienda suelta a la expresión de sus emociones mediante el arte.

En el aprendizaje de música, mejor los instrumentos de viento, por esa relación tan particular ya mencionada con el aire.

Cuidar su necesidad de reconocimiento

Las personas que acompañan a un niño sanguíneo deben prestar atención a las demandas que posee para el reconocimiento ajeno, cuidando que no tenga que recurrir a comportamientos exagerados con el fin de lograr esa atención.

Recomendaciones

ALIMENTACIÓN

Suelen presentar un escaso interés por la comida, y solo llamará la atención si es colorida, o divertida. Conviene servirles pequeñas raciones y variadas, ya que enseguida se cansan de un plato copioso.

Conviene evitar que engullan la comida, para lo que hay que insistir en que mastiquen.

Se deben emplear sustancias amargas, como espinacas, alcachofas, etc que anclan el sistema metabólico y les permiten hacer una mejor digestión.

Además para reforzar su sistema nervioso desgastado y, dado que el ser humano es una planta invertida a estos niños es importante darles alimentos que procedan de raíces como zanahorias, cebollas, remolachas, pero no tubérculos como la patata o la yuca.

Suelen interesarse por lo dulce, pero a estos niños, como a todos, pero especialmente a estos conviene evitarles los dulces y las golosinas. El azúcar refinado exacerba su comportamiento compulsivo y además favorece la hiperestimulación.

Tampoco es recomendable sobrecargar su dieta con exceso de proteínas.

Se debe introducir alimentos crudos como ensaladas y macedonias

El cereal del temperamento sanguíneo es el mijo.

Son niños ante los que estar atento a sus intolerancias y alergias, por lo que conviene prestar atención a los alimentos más alergénicos como frutas del tipo kiwi, fresa, melocotón, los frutos secos y las legumbres.

Nunca deben comer en presencia de pantallas.

A estos niños es conveniente marcarles las horas de desayuno, comida y cena y como mucho algo a media mañana y media tarde, pero se debe evitar el picoteo a todas horas, algo que por su temperamento es bastante frecuente.

OTRAS PAUTAS

Se debe evitar la hiperestimulación sensorial (televisión, ordenadores, videojuegos etc), dado que las impresiones sensoriales tienen un mayor impacto en este tipo de niños.

Se les deben ofrecer actividades alternativas más tranquilas en las que también ponga en juego su sistema motor, juegos, trabajos manuales etc..

Son niños que deben llevar un ritmo marcado en la vida y a los que le conviene la rutina.

Antes de acostarles se les puede bañar con aceite esencial de lavanda o darle un masaje en los riñones con él una vez tumbado en la cama.

También se les pueden poner compresas calientes de manzanilla en el abdomen.

Responden de manera excelente a la euritmia curativa y a cualquier arteterapia.

Profesiones ideales para un sanguíneo

Pueden ocupar cargos en departamentos de innovación y desarrollo, siendo excelentes diseñadores, modistas

Esa creatividad también es un don para pertenecer a departamentos de publicidad

Su capacidad para las relaciones sociales le permiten ser excelentes comerciales y relaciones públicas que pueden lucir en la hostelería.

Son los mejores para organizar y llevar adelante cualquier tipo de fiestas ya que se convierten en el alma de ella, pudiendo actuar, contar chistes o lo que sea necesario para que los demás estén contentos.

Posee una gran intuición para captar lo que está ocurriendo, también lo que puede estar viviendo el que está enfrente. Esto le capacita para poder ayudar a aquellas personas que no son capaces de vivir una situación adversa aunque debe tener cuidado para no sobreinterpretar las realidades con fantasías o proyecciones propias.