Farmacia antroposófica

Antroposofia, Medicina antroposófica, Medicamentos antroposóficos

El sistema neurosensorial

Deja un comentario

thinking-908345_960_720

El sistema neurosensorial

¿Dónde se encuentra el sistema neurosensorial?

El sistema neurosensorial se encuentra, como el resto de los sistemas repartido por todo el organismo, aunque se concentra, fundamentalmente, en la zona cefálica donde se hallan el cerebro, los nervios craneales y los órganos sensoriales. También existe otra zona encima del estómago justo debajo del diafragma donde este sistema presenta una gran actividad.

Su arquetipo es el nervio

Características del sistema neurosensorial

Escasa vitalidad y frialdad

Esta escasa vitalidad no significa  quiere decir falta de vida, pero si es una zona donde impera la calma sobre la dinámica. Las neuronas procedentes de células embrionarias ya no se reproducen y su actividad metabólica está totalmente.

La escasa vitalidad es porque las fuerzas vitales se han metamorfoseado en fuerzas del pensar. Este es uno de los pensamientos claves propuestos por Rudolf Steiner y en el que se fundamenta toda la pedagogía Waldorf.

El sistema neurosensorial sirve para la formación de la conciencia de vigilia, en ese proceso se destruye y pierde su vitalidad

Objetividad en la información

La información que penetra por nuestros sentidos no debe ser alterada para llegar los más objetivamente posible, por eso la transmisión de la luz llega hasta la retina sin que haya habido ningún proceso de vida que la acompañe, sino apenas haya seguido un curso físico.

Frialdad

La temperatura del sistema neurosensorial es inferior a la del resto del cuerpo, de hecho toda actividad pensante requiere de cierta calma y de “cabeza fría“.

Movimiento reducido

En la cabeza existe un movimiento reducido, los huesos del cráneo, a excepción del maxilar inferior son inmóviles.

En cuanto a los procesos de conciencia que se desarrollan en el sistema neurosensorial, Rudolf Steiner indicó que se requería destruir la actividad fisiológica para poder ser formada. No es tanto una destrucción como un “dar forma” en palabras de Miguel Ángel Buonarotti “¿Cómo puedo hacer una escultura? Simplemente retirando del bloque de mármol todo lo que no es necesario.” y así el escultor logra sacar de la piedra lo que ya estaba.

Forma redondeada y simetría

La bóveda del cráneo nos da pruebas de la forma redondeada que se marca en este sistema en donde además es característico que encierra a las partes blandas.

Otra cosa que llama la atención es la acusada simetría cefálica.

Abierto al mundo exterior

Por el polo neurosensorial penetran los estímulos visuales, sonoros, olfativos, lo alimentos con su gusto y el aire con su temperatura.

El sistema neurosensorial sirve para la formación de la conciencia de vigilia, en ese proceso se destruye y pierde su vitalidad

Duro pero frágil

Lo neurosensorial aunque abierto al mundo exterior ha de ser protegido de esto. Por eso se encuentra dentro del cráneo, o dentro de la columna vertebral constituyendo las partes más mineralizadas y de mayor dureza del cuerpo humano. Y, sin embargo, a pesar de su aparente robustez es una zona frágil donde cualquier traumatismo puede comprometer, incluso la vida. Esta sería otra demostración de la necesidad de calma que requiere el sistema neurosensorial.

Anclaje de la zona espiritual

El sistema neurosensorial es la zona donde se puede anclar la actividad espiritual del ser humano.

Desde el punto de vista antroposófico los pensamientos del hombre proceden del mundo espiritual y el cerebro actúa como un espejo que es capaz de reflejarlos, pero no es, ni mucho, el origen de ellos. Para ello las fuerzas etéricas no deben ejercer su acción habitual de regenerar y de formar en el sistema neurosensorial, sino que se liberan aquí para ser metamorfoseadas y quedar disponible para el pensamiento.

En esta capacidad espiritual del sistema neurosensorial se expresa la personalidad humana y la posibilidad de conquistar la libertad.

El cerebro flota en la cavidad craneal sobre el líquido cefalorraquídeo, si no fuese así pesaría tanto que aplastaría las meninges. Pero de alguna manera, también es necesario que flote para vivir regido por las fuerzas de liviandad

Visión alquímica

Para los alquimistas esta zona equivale en el hombre al polo salino donde impera el proceso coagula.

Es la zona donde prepondera la estructura y la forma a la materia.

El equivalente del sistema neurosensorial en la planta

En la planta lo duro, lo más mineralizado, lo salino, lo menos vital se halla en la raíz. Además ella es el órgano capaz de entrar en contacto con el medio físico, al igual que lo hacen nuestros sentidos en la vida real.

Esto hace que cuando se quieran tratar trastornos de salud que cursen en o, a través, del sistema neurosensorial se empleen partes de la raíz de la planta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s