Farmacia antroposófica

Antroposofia, Medicina antroposófica, Medicamentos antroposóficos

El cobre como sustancia médica antroposófica

Deja un comentario

Kupfer_mineral_erz

“El cobre ayuda a la organización del Yo a restablecer el equilibrio sobre el cuerpo astral”.

“El cobre confiere la facultad de encontrar analogías”.

Rudolf Steiner

El cobre en el mundo natural

El cobre como mineral en la naturaleza

El cobre se encuentra en la naturaleza por doquier; se encuentra en estado elemental, en forma de sales.

En las profundidades de la tierra lo observamos en forma de calcopirita y otros derivados azufrados junto a minerales de hierro. Siempre se relaciona con el azufre.

El cobre en lo vegetal

El cobre es un metal omnipresente en en el mundo vegetal. En las plantas se encuentra en cantidades menores, en muchas ocasiones, simplemente de trazas. Esto último indica que, en dicho ámbito, lo importante es su proceso, y no su materialidad.

Las plantas requieren del (proceso) cobre para su desarrollo, y cuando el cobre escasea en la tierra, las plantas no se desarrollan.

En la formación de la clorofila, el hierro y el cobre juegan un papel fundamental. Mientras el primero es imprescindible para la formación, el cobre es necesario para la estabilización de este pigmento vegetal.

Por el contrario, para los organismos unicelulares, como algunos hongos, la presencia de este metal resulta dañina, llegando a morir con una mínima cantidad existente.

El cobre en lo animal

El cobre forma parte del pigmento respiratorio de algunos invertebrados. Determinados animales como los crustáceos, moluscos y algunos tipos de caracoles respiran por el pigmento hemocianina, de estructura similar a la hemoglobina, pero con hierro en el centro de su molécula.

En algunas aves, como en el tucán, el cobre forma los pigmentos de las coloridas plumas.

Características del cobre

Características físicas

El cobre transmite el calor y la electricidad. Dicha cualidad hace que en la física se le considere como un buen conductor.

El cobre posee, además, una buena sonoridad, no siendo casual que se encuentre en un gran número de instrumentos.

Es un metal con una relación especial con el color, desde el tono rojizo que presenta el metal puro, hasta sus sales, que cuentan con tonos que van desde el verde malaquita, al azul de su sulfato. Incluso cuando se sublima, aparecen colores fascinantes.

Esta relación con el calor, con la luz, con el sonido y con el color también nos llega a lo anímico. De hecho en muchas casas, especialmente en el entorno rural, los vestíbulos que acogen a los visitantes están decorados con cacharros de este metal.

En el organismo humano se puede hablar de su propiedades para dispersarlo.

Características químicas

De los siete metales, el cobre es el más reactivo de todos, motivo por el cuál, los alquimistas lo denominaron la cortesana de los metales. Así, el cobre puede ser disuelto por ácidos tan débiles como el vinagre, siendo la presencia del azufre lo que más le hace reaccionar.

El sulfato de cobre es de un color azul intenso. Por su parte, el cloruro de cobre posee la particularidad de cristalizar en presencia de materia orgánica con formas características, habiendo dado lugar a todo el sistema de cristalizaciones sensibles desarrollado por Ehrenfried Pfeiffer, bajo las indicaciones de Rudolf Steiner.

El cobre como medicamento

(Siempre que se habla de medicamentos en este blog, se hace desde el ofrecimiento de información sobre la sustancia. Nunca se debe recurrir a estos medicamentos sin el consejo de un profesional.)

En el presente texto hablaremos de las indicaciones que da la Comisión C alemana del Instituto federal para medicamentos y productos sanitarios alemán

Según la visión antroposófica del ser humano y el conocimiento de la ciencia espiritual de la naturaleza, los efectos terapéuticos del cobre se basan en sostener las fuerzas del cuerpo astral.

Ya se ha mencionado la querencia del cobre hacia el azufre, lo que indica su conexión con lo metabólico y con los procesos de calor. Estimula la asimilación de los alimentos, aumenta el anabolismo. Trastornos de la integración del organismo calórico (Yo) en el ámbito metabólico.

Pero además el cobre juega un papel fundamental en la conexión de los miembros superiores (cuerpo astral y Yo) con los inferiores (cuerpo etérico y físico) a nivel del plexo solar.

En los medicamentos se emplean diluciones bajas D4-D8, puesto que se dirigen al metabolismo.

En los riñones

La relación cobre-riñones-Venus ya fue descrita por Paracelso y se ha descrito pormenorizadamente en lo Venusino en el cuerpo humano.

Cuando se habló del proceso planetario de Venus se habló también del concepto de irradiación renal de la medicina antroposófica, que relaciona al riñón con la circulación y con la transformación de los alimentos, especialmente de las proteínas. En los casos en que esta actividad resulte demasiado débil se resentirán la respiración, el tono muscular, el metabolismo y la función intestinal. Pero sobre todo se notará en la circulación, como se detalla más adelante.

También existe el fenómeno contrario, en el que esta irradiación renal se convierte en excesiva “desbocando el cuerpo astral”. Así, aparecerá el meteorismo, las alergias respiratorias y cutáneas. Todo ello, puede ser tratado con cobre en potencias medias, bajas (D6).

Además, el cobre también se puede emplear para tratar directamente los problemas del riñón, como en el tratamiento de la insuficiencia renal, así como para tratar las nefritis y  las nefroesclerosis.

La pomada de cobre aplicada en los riñones resulta útil para trastornos tanto de la función renal, como de la respiratoria.

Tratamiento de la circulación venosa mediante el cobre

El cobre se puede emplear para mejorar el retorno venoso. En ese contexto Rudolf Steiner dijo: “Lo que asciende desde la esfera inferior humana hacia la superior está emparentado con el cobre, y regulado por el hierro, lo que desciende desde la esfera superior hacia la inferior está impulsado por el hierro y regulado por el cobre”.

La relación del planeta del cobre con lo venoso, se observa desde el propio nombre que comparten.

El cobre combate el estasis venoso. Cuando existe una insuficiencia en el proceso del cobre aparecerá un frío generalizado, estasis y trombosis. En el caso contrario, en el caso de un exceso del proceso cobre, aparecerán sofocos e inflamaciones venosas.  

Tratamiento de la anemia mediante el cobre

El cobre puede emplearse como tratamiento de apoyo en anemia hipocrómica.

El cobre como calentador

El cobre aporta calor. Es por ello, que está indicado para el tratamiento con personas frioleras, que lo sufren especialmente en las extremidades, ya que estimula la producción térmica en el ámbito de la organización del Yo.

El cobre en el sistema digestivo

El cobre trata los procesos digestivos de asimilación que se llevan a cabo más allá de la pared intestinal. Por tanto, puede apoyar los tratamientos a personas de extrema delgadez, que cuentan con mala asimilación.

El cobre como antiespamódico

“Los calambres son el resultado de una influencia directa del cuerpo astral sobre el cuerpo físico, sin la correcta mediación del cuerpo etérico.” Rudolf Steiner

Según ello, el cobre equilibra las contracciones de la musculatura vegetativa, no voluntaria. Así, puede mejorar los síntomas de la tos improductiva, de los espasmos digestivos, biliares y uterinos, incluso los vasoespasmos. Además de ello, el cobre puede también relajar la musculatura bronquial, siendo, con ello, un eficaz tratamiento para el asma.

Remedios vegetales con el efecto cobre

En el mundo vegetal encontramos varias plantas que recojen de manera particular el efecto venusino del cobre en su ser, y que se emplean terapéuticamente.

Manzanilla (Matricaria chamomilla o Matricaria recutita)

El aceite esencial de la manzanilla ha sido empleado de manera tradicional como antiinflamatorio, especialmente de los órganos del sistema neurosensorial, como los ojos.

Realmente su efecto se basa en el control de una alta irradiación renal, que hace que sea un potente espasmolítco y carminativo natural.

Melissa (Melissa officinalis)

Esta labiada de potente aroma que recuerda a una mezcla de limón y menta y de pequeñas flores es capaz de efectos tan aparentemente contrapuestos como tranquilizar los nervios y despertar el ánimo, o calmar los nervios en el sistema digestivo y, al mismo tiempo abrir el apetito.

Todos estos efectos se deben a que según el propio Rudolf Steiner la melissa es capaz de favorecer el control del cuerpo astral por parte del yo y, con ello, favorecer el equilibrio.

Tabaco (Nicotiana tabacum)

El tabaco se emplea terapéuticamente cuando en el cuerpo anímico existen fuerzas del pensar, del sentir o de la voluntad demasiado intensas y que hacen que se produzcan espasmos y debilidades.

Medicamentos con cobre en el Vademecum de Weleda España

Los medicamentos con cobre emplean este metal en dinamizaciones bajas y medias, porque dirijen sus efectos terapeúticos hacia el sistema digestivo y al rítmico (respiratorio y cardiaco).

Cuprum met

Este metal existe en tres formas diferentes:

Cuprum met D1 pomada

Se emplea en enfermedades de origen renal, las propias del riñón y las respiratorias, como son la sinusitis y la tos.

Se pueden realizar fricciones en la zona renal para

  • Personas que tienen frío.
  • Enfermos que padecen asma o toses espásticas.
  • También relaja a personas con trastornos nerviosos, con estrés, con situaciones laborales complicadas y con problemas no resueltos.
  • Tratamiento de cólicos abdominales, incluso a lactantes.
  • Despertares difíciles por la mañana.
  • Calambres musculares.
Cuprum met D6 trituración

Nerviosismo en personas que sufren temblor interno y espasmos.

Tos seca por las noches

Delgadez por mala asimilación de nutrientes.

Cuprum met, D8 ampollas

En claudicación intermitente (trastorno caracterizado por la aparición de un dolor muscular intenso localizado en las piernas)

Otros compuestos con Cuprum met
Cuprum metalicum D8/Equisetum arvense D6 Renine D6

Este es un organo-preparado en el que el cuprum está unido a una cepa animal (riñón de bovino), que dirige la acción del metal para apoyar a ese órgano. El Equisetum (Cola de caballo) es una planta muy vinculada desde siempre con este órgano. Contiene una alta cantidad de sílice pudiendo emplearse en nefritis.

Cuprum aceticum

El acetato de cobre favorece la liberación del cuerpo astral disminuyendo así los espasmos que este causa en la musculatura lisa (no voluntaria), ya sea del árbol bronquial, o del aparato digestivo. Estos procesos suelen agravarse por la noche.

Cuprum aceticum D4

En gotas se emplea en el sistema respiratorio, en el tratamiento de la tos seca e irritativa, que tiende a empeorar por las noches, así como para bronquitis obstructiva y espástica.

Otros compuestos con Cuprum aceticum
Cuprum aceticum D6/Renine D4/Tabacum

Este es un organo-preparado en el que, al poder antiespasmódico del cuprum aceticum, se le añade tabaco, que, como se indicó, también posee esos efectos relajantes sobre la musculatura lisa.

Así, estas gotas son muy útiles para el asma bronquial y las bronquitis espásticas. También pueden ser empleados en espsamos intestinales. Igualmente, y por su capacidad vasoespástica, se puede emplear en anginas de pecho.

Cuprum aceticum D3 Zincum valerianicum D3

En esta caso, la acción antiespasmódica del Cuprum aceticum se une al zinc que actúa sobre los órganos del movimiento (músculos), combinado con el poder relajante de la veleriana. Por eso, esta fórmula resulta muy útil para el control de movimientos involuntarios como tics y otras agitaciones motoras, como la que ocurre en el Parkinson.

Cuprite D3 trit

Empleando el cobre en forma oxidada, se dirigen sus acciones terapéuticas hacia los procesos de conciencia y los procesos de los órganos superiores, como es el caso del tiroides.

Este medicamento puede emplearse como tratamiento de acompañamiento del hipertiroidismo y de sus consecuencias de espasticidad muscular, tanto en la musculatura esquelética voluntaria (estriada), como de la musculatura lisa involuntaria.

Metales vegetabilizados de Cuprum

Los metales vegetabilizados permiten elevar el proceso de cualquier metal hacia lo vital, así como posibilitar su empleo en el tratamiento con niños.

Melissa Cupro culta D2
Chamonmilla cupro culta D2

En ambos casos se amplia la acción espasmolítica del cobre, con la capacidad de combatir estados de inquietud y excitación nerviosa.

Poseen la ventaja de poder ser empleados en pediatría, lo que hace que se pueda usar para el tratamiento de cólicos de lactante. Sin embargo, sus beneficios terapéuticos en el sistema digestivo no se limitan únicamente a los bebés, pudiendo ser empleados igualmente por niños y adultos.

Este medicamento también puede ser empleado en el tratamiento de las dismenorreas y otras contracciones en el tracto urogenital. Igualmente está indicado en el tratamiento postoperatorio de una cesárea.

Asimismo, se pueden emplear para limitar estasis venosos, y con ello favorecer que la persona entre en calor.

Chamonmilla cupro culta D3/Renine D4

Este organopreparado se emplea en casos en los que la excitación traspasa los umbrales, llegando a agresividad. Especialmente en infancia y adolescencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s