La Histeria desde el punto de vista antroposófico

¿Qué es la Histeria desde el punto de vista antroposófico?

Cuando, cualquier sustancia, alimento o medicamento, penetra dentro del ser humano ha de perder las características propias que tiene para poder ser asimilado por la persona que los está tomando. En este proceso de desnaturalizar un producto y de eliminarle sus fuerzas etéricas y astrales propias, participan los dos cuerpos sutiles superiores del hombre: su Yo y su cuerpo astral

En caso de debilidad de esos dos cuerpos, los alimentos o sustancias ingeridas mantendrán sus fuerzas propias dentro del organismo, generando problemas y enfermedades.

También puede ocurrir que las fuerzas propias del polo inferior o metabólico sean tan potentes que los dos cuerpos superiores astral y Yo no las puedan dominar y que así lleguen a independizarse e invadir toda la organización humana.

La predisposición que puede tener una persona a este tipo de naturaleza Rudolf Steiner las definió como tendencias histéricas una de las dos constituciones arquetípicas del ser humano.

Características de una persona histérica

Características anímicas

El histérico puede sugestionarse pudiendo caer con facilidad en fantasías, especialmente cuando siente la dureza de la vida.

También puede dejarse arrastrar hacia sus propios deseos y debe tener cuidado con no sufrir traumas anímicos. En ocasiones, y por parecerle la vida dura, puede buscar la evasión.

A la hora de dormir presenta problemas y, por ello cuando despierta entra en la vida consciente, diurna con las fuerzas debilitadas.

El alma de los histéricos

Los histéricos no miran al mundo sino que se fusionan con él. Por eso a veces son excesivamente extrovertidos.

Eso les permite ser grandes captadores de la realidad ajena algo que pueden aprovechar si se dedican al arte o si quieren dedicarse a las profesiones de ayuda, medicina, psicología, acompañamiento, etc. En estos últimos casos deben prestar atención a no perderse en la simpatía que puede hacerles salir demasiado de sí mismos.

Son personas con una mayor tendencia a la rebeldía y a no seguir las normas que ellos pueden llegar a considerar un papel muerto.

Son como las piezas del tetris, hasta que no encuentran su sitio están ocupando su espacio, pero cuando lo encuentran ya pueden desaparecer.

Características corporales

El histérico suele ser redondeado, con cierta tendencia a la acumulación lipídica. Esto parece lógico ya que son personas con dificultades para la eliminación de sustancias.

Tendencia hacia la enfermedad

La enfermedad típica de una persona histérica sería la migraña. Esta patología viene dada por un exceso de actividad vital en un lugar, cabeza, donde no debe existir lo vital.

Tendencias inflamatorias

Cuando la actividad metabólica sale de su polo y penetra en otras partes de la organización humana se manifiesta como inflamación, que no es más que un exceso de procesos vitales.

Estas personas reaccionan con facilidad ante cualquier proceso, ya sea una infección o un catarro por haber cojido frío, un sobreesfuerzo y lo hacen con una respuesta inflamatoria.

Alergias

La incapacidad para sustraer a las sustancias que penetran en su cuerpo sus fuerzas astrales les conduce a la necesidad de la inflamación al entrar contacto con ellas. Esta reacción se transforma en lo que se conoce como alergia.

Histeria en la biografía

La primera fase de la vida en la tierra es más histérica, es el momento en que la actividad anabólica, es decir, de formación, predomina sobre la catabólica, de destrucción. Puede ser una tendencia que aparece de manera marcada en la pubertad, momento en que la relación del cuerpo etéreo y el cuerpo astral no esta aún consolidada.

Son las personas que traen el mundo espiritual, aquel que conocen antes de su nacimiento a la tierra.

Relacionado con la Histeria

Como se ve el concepto de histeria, tienen poco que ver con el que se maneja habitualmente asociado a los comportamientos desaforados, normalmente de mujeres, ya que son ellas las que tiene útero (histeros).

Sinónimos de histeria

Desde un punto de vista homeopático se les puede relacionar con lo carbónico y también se les llama pícnicos o ciclotímicos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .