Farmacia antroposófica

Antroposofia, Medicina antroposófica, Medicamentos antroposóficos

Tratamiento antroposófico de rinitis y sinusitis

Deja un comentario

adult-19033_960_720

En este artículo vamos a tratar la otitis media, la más asociada a las patologías invernales.

Se añade a los siguientes:

En el primero, además se aporta la visión antroposófica del enfriamiento, a partir de la cual toma su sentido el tratamiento.

Volvemos a insistir en que solo se pretende compartir nuestra experiencia de farmacéuticos antroposóficos de más de 20 años. En ningún momento lo que aquí se refleja se ha de tomar como una recomendación médica y siempre debe quedar claro que el empleo de los medicamentos se llevará a cabo, bajo responsabilidad propia y nunca han de sustituir la visita al médico, al cual se deberá acudir en caso de que los síntomas persistan o si se agravan.

Las indicaciones y posología indicada en este artículo están extraídos de los propios laboratorios, ya sea de su Vademécum o, en el caso de Weleda España de su prontuario.

Rinitis

Introducción

La nariz ocupa el centro de la cabeza y eso se ajusta perfectamente al modelo de  tripartición.

Así los ojos equivalen a lo neurosensorial en lo neurosensorial, la boca que tendría movimiento y capacidad para ingerir alimentos, convirtiéndose así en lo metabólico dentro del contexto neurosensorial y la nariz relacionada con la respiración y con un movimiento armónico equivale a lo rítmico dentro de lo neurosensorial.

Las enfermedades en la esfera rinológica tienen que ver con un preponderancia del cuerpo etérico en esa zona que se acompaña de un aumento de los procesos metabólicos.

La rinitis cursa con un aumento de estornudos y de secreción nasal, esta comienza siendo de tipo acuosa, aunque cada vez se va haciendo más densa, hasta poder convertirse en un moco de difícil eliminación.

Si perdura puede llegar a instaurar una sensación de enfermedad, que, en ocasiones puede durar hasta varias semanas, cronificarse o convertirse en una sinusitis.

El origen de estas rinitis puede venir de un frío que puede secar la mucosa y hacer imposible que llegue el impulso calórico del Yo. Así se puede llegar a favorecer la proliferación de gérmenes e instaurarse una infección que sería una consecuencia y agravamiento de la enfermedad, pero no el desencadenante.

Otras posibilidades de la patogenesia de la rinitis pueden ser la entrada de alergenos a personas sensibles a estos y también, cada vez de manera más frecuente, existe un componente iatrogénico por el abuso que existe de vasoconstrictores nasales, conocidos como simpaticomiméticos, tan habituales en la actualidad.

Sinusitis

Una rinitis latente  o un catarro mal curado puede acabar desembocando en la instauración de una sinusitis. Esto se debe a que la mucosidad que no fluye tiende a acumularse en las fosas nasales se convierte en un posible caldo de bacterias y virus, de los que el organismo no puede defenderse adecuadamente al no estar presente el Yo con su capacidad inmunitaria.

Terapia de la Rinitis y sinustis

Desde Farmacia antroposófica hemos decidido abordar los dos terapéuticamente de manera conjunta. La posibilidad de sanación pasa por estimular y apoyar al organismo calórico, de tal manera que vuelva a integrar a la mucosa nasal, que había quedado como “apartada” del sistema metabólico del resto del cuerpo.

Medidas higiénico dietéticas

La salud de las mucosas depende en parte de la calidad del aire inspirado, pudiendo verse perjudicada cuando este contiene contaminantes o cuando no tiene un grado de humedad adecuado. En esos casos es capaz de responder mejor a los agentes causales de la enfermedad.

Aumentar la hidratación

Para humedecer la mucosa se debe beber una cantidad suficiente de líquidos, agua, infusiones o zumos de frutas naturales.

También se debe aumentar la proporción de agua en el ambiente para lo cual es ideal el uso de humidificadores, en caso de no contar con ellos, se pueden colocar toallas húmedas sobre los radiadores.

Otra posibilidad de aumentar la hidratción de las fosas nasales son los tradicionales vahos. Si estos además del propio vapor contienen sustancias con poder antiséptico como aceites esenciales naturales, el proceso curativo puede llegara  acelerarse. Se pueden llevar a cabo con plantas de la familia de las labiadas (romero, lavanda, tomillo), de flores de manzanilla que resultan muy decongestivas o con hojas de eucaliptos.

Adecuar la alimentación

La leche aumenta la formación de mucosas en el cuerpo humano , por ello es mejor sustituirla por productos fermentados como quesos o yogures, que no poseen el mismo efecto. Las sustancias amargas (lechugas, coliflores) y los picantes, con moderación estimulan las mucosas, por lo que es recomendable introducirlos en la dieta.

Abrigarse adecuadamente

Se debe adecuar el abrigo a la temperatura ambiental sin sobreabrigarse pero sin dejar que la nariz quede fría. Es muy recomendable colocarse un gorro y calcetines.

Atención a los pies

Se debe prestar atención al abrigo, especialmente a los pies. Unos pies calientes suponen una mucosa nasal mejor irrigada.

Lo primero es colocar unos buenos calcetines, además se puede recurrir a los baños de temperatura creciente ya explicados para la garganta y la fiebre Es un impulso del cuerpo calórico para que pueda mejorar su capacidad defensiva.

Deben abstenerse aquellas personas que tengan problemas de retorno venoso, o aquellas que tengan heridas en esa zona. Es importante que la parte corporal superior de la persona quede bien abrigado.

Sentado cómodamente frente un barreño o bidé en el que quepan los dos pies se introducen estos en un agua a una temperatura de 33ºC que cubra hasta el comienzo de la pantorrilla. Mediante una jarra se va incorporando agua caliente, cuidando de no quemarse, especialmente en caso de niños, dejando que la temperatura aumente hasta un máximo de 40-41ºC. Para controlar la temperatura es útil ayudarse de un termómetro.

El proceso puede durar unos 15 a 20 minutos, posteriormente secar bien y cubrir con unos calcetines calientes y favorecer el descanso y sueño.

También se puede emplear la pomada de cobre de Weleda en los pies, que estimula al organismo calórico y lo consigue irradiar aumentando la circulación sanguínea y haciendo que llegue más sangre hasta la mucosa.

Aesculinum / Berberis Comp Nº Comp. 175

Aesculinum D1 1%
Berberis vulgaris fructus TM 3%
Bryonia D3 10%
Camphora D2 1%
Echinacea purpurea TM 3,5%
Prunus spinosa fructus TM 2,5%
Excipiente (o.a. Eucalypti 0,5%, o.a. Menthae 0,5%; o.a. Thymi 0,015%) c.s.p. 100

Sus indicaciones

Rinitis en catarros agudos y crónicos. Formación de costras en la mucosa nasal.

Sinusitis. Desvitalización de la mucosa nasal.

Posología y forma de administración

Aplicar dentro de las fosas nasales mediante un bastoncillo con algodón, y externamente con suave masaje sobre los senos frontales de una a tres veces por día.

Duración del tratamiento: No aplicar más de 8 semanas seguidas debido a su contenido en Equinácea.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a cualquiera de sus componentes, especialmente el aceite de sésamo,

alcanfor, eucalipto, menta y tomillo. No aplicar en casos de asma bronquial u otras afecciones respiratorias que cursan con una marcada hipersensibilidad de las vías respiratorias.

Enfermedades de la piel. No aplicar sobre mucosas irritadas.

No se recomienda en niños menores de 2 años

Advertencias y precauciones de uso

Muy raramente pueden producirse reacciones de hipersensibilidad como, por ejemplo, dificultad respiratoria, inflamación de la cara, boca y/o garganta (edema de Quincke).

En caso de rinitis aguda, aplicar la crema externamente sobre la superficie de la nariz

Si se aplica externamente, evitar el contacto con los ojos.

En niños de 2 a 5 años no aplicar en el interior de las fosas nasales, sino exteriormente.

Visión desde Farmacia antroposófica

Aesculinum D1 1%

La aesculina es un componente del castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) capaz de dirigir la transformación de los sustancial de la raíz hacia lo físico mineral cuando se compenetra con lo lumínico en la hojas. Esta capacidad para estimular y estructurar el organismo acuoso hace a la aeculina un tratamiento muy eficaz para trastornos de circulación.

Berberis vulgaris fructus TM 3%

Este arbusto es capaz de en su raíz formar alcaloides, mientras que en los frutos presenta gran concentración en sustancias ácidas, hecho que indica una preponderancia de lo astral en esa parte de la planta. Cuando se emplean los frutos se busca esa capacidad astral para volver a encauzar al organismo acuoso, etérico desbordado.

Bryonia D3 10%

Ya se ha hablado en este blog varias veces de las capacidades de la raíz de Bryonia para controlar y desecar al organismo acuoso, algo necesario en estas patologías nasales donde se ha desbordado.

Camphora D2 1%

El alcanforero se presenta en la naturaleza como un árbol en el que parecen combatir los dos polos el salino radicular y el sulfúreo floral. Esto hace que el alacanfor que se extrae de su corteza sea un remedio eficaz para mejorar los procesos circulatorios. En esta fórmula podría beneficiar la irrigación de la mucosa nasal.

Echinacea purpurea TM 3,5%

En esta fórmula se aprovecha la capacidad estructurante de esta flor de la familia de las compuestas que posee la capacidad para aumentar el sistema inmunitario.

Prunus spinosa fructus TM 2,5%

Con el endrino pasa algo similar a con el berberis, su fruto es astringente y con una alta concentración de fuerzas astrales, que son capaces de controlar al organismo acuoso desbordado.

Además esta fórmula de Aesculinum berberis cuenta con una alta concentración de aceites esenciales :

El de menta es vasoconstrictor e inhibe las secreciones nasales, el de tomillo aporta calor y el de eucaliptus es capaz de licuar y diluir el moco.

Silicea comp Nº Complejo-374

Argentum nitricum D21
Belladonna D15
Silicea D22
AA

Sus indicaciones

Inflamaciones de los senos frontales, esfenoidales, maxilares, etc. oidos, ojos, mandíbula.

Dolores producidos por la sinusitis en fase aguda y sub-aguda. Otitis media en fase aguda y sub-aguda.

Conjuntivitis purulenta, orzuelos, también recidivas

Posología y modo de administración

De 10 a 15 gotas en un poco de agua tres veces al día, antes de las comidas

Contraindicaciones

En la actualidad no existen datos disponibles que permitan establecer contraindicaciones

Advertencias y precauciones de uso

Contiene etanol como excipiente.

Visión desde Farmacia Antroposófica

Esta fórmula contiene tres cepas mezcladas en altas diluciones, superiores a la D15 que hacen dirigir todas sus acciones terapéuticas hacia lo neurosensorial.

Argentum nitricum D21

Se emplea el nitrato de plata por ser esta capaz de elevar la inmunidad en la piel y mucosas, lugar donde predomina el anabolismo y la regeneración, algo propio de este metal.

Belladonna D15

La belladonna es capaz de controlar los procesos de inflamación que llegan desde el polo metabólico hacia la esfera neurosensorial, por lo que puede controlar los procesos de otitis, conjuntivitis y sinusitis.

Silicea D22

El cuarzo es el elemento estructurante, por naturaleza. Se encuentra en los órganos delos sentidos, en piel y en mucosas, Ayuda al cuerpo a separar lo interior de lo exterior, algo fundamental en las zonas de contacto entre el mundo exterior y el organismo humano

Bronches pyrite

Si la sinusitis avanza se puede ver necesario recurrir a la inyección de Bronches pyrite, este es un tratamiento que ha de ser prescrito y pautado por un médico, por tanto aquí en este blog no se dará más que la visión antroposófica para que lo pueda consultar la persona a la que se le haya indicado este medicamento para aumentar su consciencia en el empleo de dicha sustancia.fórmula contiene

Bronches D15
Bryonia D8
Eupatorium cannabinum D8
Larynx D15
Muqueuse sinusale D12
Plantago lanceolata D6

Esta fórmula contiene tres organopreparados, que dirigen sus efectos terapéuticos hacia esos sitios.

Además contiene

Bryonia

De la que se ha mencionado anteriormente su capacidad para desecar y controlar secreciones

Eupatorium perfoliatum D2 4%

Esta  planta de las compuestas posee efectos sudoríferos y mucolíticos, es como si de, alguna manera poseyese la capacidad de controlar al organismo acuoso desbordado.

Plantago lanceolata D6

Desde siglos se relaciona al llanten (Plantago) con la posibilidad de fluidificar las mucosidades.

Pyrite de fer

La pirita es un mineral, compuesto por sulfuro de hierro. Si se observa su aspecto es más de metal que de “piedra”, como si el hierro hubiese “dominado al azufre”. Lo sulfúreo desde la perspectiva antroposófica se corresponde con lo metabólico digestivo y también con la inflamación. Por tanto la incorporación de la pirita a este medicamento, busca el dominio de los procesos inflamatorios en la mucosa nasal.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s